Tuesday, August 15, 2006

tercer microcuento.

El hombre puso una hoja blanca sobre la mesa y comenzó a trazar una raya larga y recta con el lápiz. Cuando se le acabó la hoja, siguió sobre la mesa, el suelo, la casa, el barrio y la ciudad. Después el país, el continente entero...
La raya, en efecto, fue la mas larga y la mas perfecta. Tan larga y tan perfecta que, el hombre, solo se detuvo cuando se encontró con el principio de una raya que empezaba en una hoja blanca sobre la mesa de su casa.

2 Comments:

Blogger el-ed said...

está re-bueno este microcuento, gustavo!

4:47 AM  
Blogger el-ed said...

de tute: sí, parece ser otro de sus chistes... me refiero a que seguro él tiene la intención de "jugar" a ser el personaje que lo apoda, el de "tute cabrero". No sé, supongo, eh. La verdad que no tengo idea de quién es y si esto es un chiste, es bastante horrible (o yo no lo entiendo como debería...) En fin. Lo bueno es que está dejando lentamente el estilo del padre y está apropiándose del estilo de rep. Quizás que nocobre tanto como rep es lo que lo cabrea tanto

4:48 AM  

Post a Comment

<< Home